• Ángel Sánchez

Ecommerce y su evolución

El mundo globalizado ha fomentado un estilo de vida acelerado, sin oportunidad para respiros. Muestra de ello ha sido la aceleración en la inducción de las herramientas tecnológicas a lo largo de los últimos años; con la pandemia mundial causada por el Covid-19, pudimos percatarnos cómo el comportamiento humano emigró -aún más- hacia los dispositivos móviles y las redes sociales, así como una mayor utilización y creación de sistemas automatizados.


La crisis económica obligó a la sociedad a buscar alternativas para seguir produciendo ganancias económicas, por lo que estrategias de ventas que ya eran empleadas, tuvieron un auge importante a lo largo del último año y medio. El ecommerce, el comercio social, el click and collect, así como toda clase de venta en línea, ya sea a través de redes sociales como Facebook e Instagram o por medio de sitios web, tuvo un incremento nunca antes visto.


El ecommerce es la distribución, la venta, la compra, el marketing y la distribución de información de productos o servicios por medio de las plataformas de internet. Esta estrategia fue una de las más adaptadas por grandes, medianas y pequeñas empresas. En México, esta alternativa representó un crecimiento del 81% en comparación con el 2019, obteniendo ganancias por encima de los 316,000 millones de pesos, impulsado por la crisis sanitaria y los hábitos de consumo, según informó la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO, por sus siglas).


Con base en una investigación de mercado realizada por la Revista Expansión, se menciona que el ecommerce en México tuvo un incremento del 60%, siendo el segundo país en Latinoamérica con la red más grande de comercio electrónico, la cual ha favorecido en mayor medida a las pymes. Pero el crecimiento del comercio electrónico ha sido un proceso largo, puesto que desde el 2009 hasta el 2019, se registró un incremento del 63%.


Con datos obtenidos por la investigación de mercado realizada por la AMVO, podemos darnos cuenta de que existen varios factores por lo que los consumidores han emigrado su gusto por las compras en línea, tal como son que los objetos en tienda física no se encuentran disponibles, sienten mayor comodidad al recibir sus compras a domicilio, ahorran tiempo, evitan aglomeraciones en las tiendas físicas, además de que pueden usar comparadores de precios y de calidad de los productos.


La creatividad en los métodos de entrega ha sido esencial para que las empresas no pierdan la preferencia de los clientes. Según la AMVO, la mayoría de los usuarios prefieren que sus entregas le lleguen a domicilio; también está entre las preferencias recoger en un centro de distribución, enviar al trabajo o a casa de un familiar o amigo, aunque por último está la opción de recoger en tienda.


Por esto mismo, las empresas mensajeras han tenido ganancias como nunca. Un ejemplo de esto es la dependencia del Gobierno de México, Correos de México, que durante el último año y medio tuvo un incremento del 60%, de acuerdo con el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado Correos de México, Martín Salazar Arroyo.

El aumento en las ganancias de Correos de México es debido a sus bajos costos de envío, así como a que pueden llegar prácticamente a cualquier rincón del país, cosa que las empresas privadas se ven limitadas debido a la infraestructura. Por otra parte, los tiempos de entrega pueden ser más tardados, pero se ha implementado el servicio exprés “Mexpost”.


A su vez, las empresas privadas como DHL y UPS han incrementado sus ganancias, mientras que FedEx presentó una disminución. Según el sitio web ecommerceDB, la empresa alemana, DHL, en 2020 obtuvo un ingreso operativo de 3.5 millones de euros a 3.8 millones de euros. Además, presentaron el trimestre más positivo en toda su historia, aumento en 22% sus ganancias, alcanzado un total de 18.900 millones de euros. Sin embargo, sus ganancias finales fueron de un 7% quedándose en el segundo lugar.

UPS fue la paquetería que tuvo mayor incremento en sus ganancias, obteniendo un 14% de aumento, alcanzando los 84,6 mil millones de dólares en 2020. Mientras tanto, FedEx representó pérdidas de 1% en comparación con el 2019, pasando de 69.7 millones de dólares a 69.2.


A pesar de esto, los usuarios han presentado varias molestias debido a que se sienten inconformes una vez que reciben su paquete. Los tiempos de entrega, la talla o las dimensiones del producto, que el producto llegue incompleto o que venga dañado, que no sea lo esperado por el cliente, que no se parezca a lo anunciado, que no sea de la calidad esperada o simplemente que al cliente no le haya gustado, son los principales problemas de logísticas que las empresas y las paqueterías han enfrentado con el auge del ecommerce, de acuerdo con la AMVO. Otro aspecto que puede llegar a mermar el comercio electrónico es el hackeo de cuentas bancarias, debido a que algunos usuarios dejan guardados sus datos en los sitios web, permitiendo el paso a ladrones de datos.


La innovación y creatividad de las empresas les permitirá generar estrategias de venta que les permitan obtener mayores ganancias y canalizar más clientes potenciales. Las cadenas que generen mejores estrategias enfocadas a los canales digitales serán aquellas que obtengan mayores ganancias, puesto que la digitalización del comportamiento humano ya no se detendrá; al contrario, seguirá en aumento y seremos nosotros quienes nos adaptemos a los nuevos procesos digitalizados.


Estas estrategias llegaron para quedarse debido a la comodidad que genera el recibir los productos en el domicilio y, mientras se mantengan las restricciones sanitarias para el acceso a las tiendas departamentales o si las cadenas no generan estrategias visuales en sus establecimientos, el comportamiento humano seguirá guiándose hacia las compras en línea

2 vistas0 comentarios