• Ángel Sánchez

El impacto del resultado electoral 2021 en la investigación de mercados


El domingo anterior, a lo largo y ancho del territorio mexicano se llevó a cabo el proceso electoral conocido como el más grande de la historia. Las elecciones locales coincidieron con las elecciones federales, por lo que en total de votaron más de 31 mil cargos de elección popular en las 32 entidades federativas. Además, el número de ciudadanos registrados en el padrón electoral, así como los que ejercieron su voto, fue mayor que en otros años.


Durante todo el periodo electoral, el cual fue bastante extenso, la investigación de mercados jugó un papel importante pues fue una herramienta de mucha utilidad al momento de acercar a la población y a las empresas a un mejor conocimiento del entorno político, así como del proceso electoral. A su vez, también fue de mucha utilidad para que los partidos políticos, así como los candidatos, generaran estrategias con base en los resultados de las investigaciones.


Las estrategias previas a las elecciones, basadas en hacer uso de la investigación de mercados, permite reducir el riesgo de una percepción equivocada, conocer las expectativas que los electores tienen sobre los candidatos, así como valorar el avance de cada candidato rumbo al momento de llegar a las urnas.


Como hemos observado a lo largo de la pandemia, el mundo se ha transformado en una aldea digital. La digitalización del comercio, de la comunicación y de los procesos, deberá ser tomada como un área de oportunidad para las empresas, para que comiencen a trabajar en proyectos cualitativos y en la flexibilidad de la marca, con el objetivo de lograr una flexibilidad y estar al alcance de todos los nichos de mercados.


Asimismo, y como fue observado durante las distintas etapas de las elecciones, la investigación de mercados podrá enfocar sus esfuerzos en la comunicación política a través de las redes sociales, pues cada vez son más las personas que se adentran al mundo tecnológico. Además, un campo de acción se encuentra en que, para las próximas elecciones, un gran número de usuarios de las redes sociales podrán alcanzar la edad mínima para ejercer sus votos, por lo que las estrategias deberán ser pautadas para llevarse principalmente hacia las redes sociales.


Aunado a esto, los partidos políticos y las compañías encargadas de la investigación de mercado han hecho uso (y lo seguirán haciendo) de influencers para que sean parte fundamental de sus campañas políticas, como lo vimos con el Partido Verde Ecologista de México, quienes hicieron proselitismo a través de más de veinte influencers, en distintas plataformas.


De igual manera, una vez que ya fueron conocidos los resultados de las elecciones en México, la investigación de mercado, independientemente del campo, deberá enfocarse en hacer más con menos. Como consecuencia de la crisis económica a nivel global, las compañías que se dedican a la investigación de mercado deberán elaborar estrategias con altas expectativas, pero con un presupuesto corto. Otro de los campos en que la investigación de mercados puede verse inmerso a través de las redes sociales, es –y será- el uso de herramientas tecnológicas y de la creatividad para lograr un gran atractivo visual para que la audiencia sea correctamente atraída.


Con base en lo anterior, las estrategias deberán ir fundamentadas hacia la personalización de los productos comerciales. Las empresas deberán concentrarse a cada consumidor, para generar contenido que, a la par de las personas, vaya cambiando dependiendo las rutinas de los consumidores. La agilidad y la innovación de las marcas serán fundamental para identificar las oportunidades de crecimiento para que las inversiones se conviertan en ganancias.


Por otra parte, y ante toda esta digitalización del consumo, la investigación de mercado estará obligada a preservar y asegurar la protección de los datos de cada usuario, así como la protección y la privacidad de estos, con el objetivo de ganarse la confianza y, por lo tanto, ganar clientes fieles.


Ante una digitalización constante, las inversiones y las estrategias de la investigación de mercados deberán ser pensando en los potenciales clientes que se tendrán en un futuro inmediato y abordarlos de tal manera que sea atractiva para las nuevas generaciones, pero sin dejar de lado a los clientes actuales, con los que se deberá cambiar de estrategias constantemente para que se sienta apreciado por las empresas.

6 vistas0 comentarios