• Ángel Sánchez

Innovación en la industria automotriz y los nuevos retos en ventas



A lo largo de este año atípico, diversas industrias han tenido que modificar sus estrategias de venta para poder seguir dentro del juego y no quedarse rezagados ante la constante competencia.


A nivel global, la industria automotriz es una de las más importantes, ya que aportar mucho crecimiento económico, así como millones de empleos. En México, esta industria ha venido en aumento durante los últimos años, pues su valor estratégico y su participación en las exportaciones lo colocan como la industria más importante, incluso por encima del sector petrolero, del cual se ha dependido por muchas décadas, según el Programa Estratégico de la Industria Automotriz 2012-2020, generado por la Secretaría de Economía.


La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMAI, por sus siglas) aseguró que, en los últimos noventa años, la cadena derivada de este sector generó casi un millón de empleos directos, representados en el 22.6% en el sector manufacturero. Asimismo, informó que el 36% de la exportación manufacturera de la industria automotriz, provenientes de México, colocaron al país en el quinto lugar de exportación de autopartes a nivel mundial y el primero hacia el mercado estadounidense.

Además, México está posicionado como el cuarto exportador global de vehículos ligeros y el sexto fabricante de vehículos y el primero en América Latina, aportando el 20% del PIB manufacturero y 3.8% del PIB nacional, siendo uno de los mayores motores del país a nivel económico.



Para el año anterior, la industria automotriz tuvo cifras negativas en cuanto a ventas, en comparación con el año 2019, pues se vendieron -27.79%, lo que se traduce como 949,353 vehículos ligeros, según datos del INEGI. La pandemia por el Covid-19 afectó a todas las empresas de esta industria, incluyendo a Nissan, la líder en este ramo con el 20% del mercado, que vendió 25,325 vehículos menos dando un total de 105,135 unidades para diciembre del 2020.


De igual forma, la producción también tuvo caídas. El INEGI reportó la producción de 3,040,178 unidades, un 20% menos que en el 2019. En tanto, el número de importaciones también disminuyó con 2,681,806 unidades, representando un 21% menos.

Según la investigación de mercado que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, las únicas marcas que tuvieron un 2020 de crecimiento fueron BMW Group, Mazda y Mercedes-Benz.


Para el presento año, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz estima que este sector, con base en estrategias de venta y alternativas de financiamiento, vea una recuperación de hasta 12% en la exportación de vehículos, basándose en el crecimiento de esta industria tanto en Estados Unidos y Canadá, así como en el crecimiento económico esperado por el Gobierno de México.


Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotrices (AMDA, por sus siglas) prevé un crecimiento del 11% en la comercialización de vehículos ligeros.

La presidenta del Clúster Automotriz del Estado de México (ClautEdoMex, por sus siglas) también informó acerca del esperado crecimiento del 20% para la industria automotriz pues mencionó, para Milenio, que a pesar de que el primer trimestre de este 2021 no se vea tan sencillo, para el resto del año se comenzarán a observar los cambios y el crecimiento.

Aunado a esto, el INEGI reportó que en enero de este año se produjeron, dentro del territorio nacional, un total de 278,711 vehículos ligeros, lo que representó un 15% menos que en enero del 2020, siendo la cifra más baja para el primer mes desde el año 2009, cuando se percibió la crisis económica a nivel mundial. Pero no todo es malo, pues México siguió incrementando en el porcentaje de mayor número de exportaciones a Estados Unidos, llegando hasta el 36.2%, siendo el principal proveedor, esto a pesar del cierre de plantas automotrices que se suscitó por la crisis económica actual.


A su vez, la industria automotriz ha sido la que más personal ha contratado en el inicio de este 2021, debido a que las armadoras estadounidenses han ejercido presión para que la industria se reactive y poder aumentar los pedidos, así lo informó, para La Jornada, Eduardo Miranda, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores en la Industria Ensambladora, Automotriz, Electrónica y Comunicaciones.


Un obstáculo, que a la vez es una gran estrategia para la industria automotriz, tiene que ver con el aluminio y con el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), puesto que el aluminio que México utilice para el ensamblado de los vehículos tiene que ser el 75% importado de América del Norte, lo que ha modificado las alternativas de financiamiento y ha hecho que México tenga que hacer un proceso de adaptación.


Para que la economía nacional pueda recuperarse durante este año, deberá apostar por la industria automotriz y así lo tiene bien claro el Gobierno. Por su parte, la revista Expansión ha marcado que existen cuatro estrategias de venta que serán claves para este año:


1. La primera de ellas es la evolución del comercio electrónico y cómo lo utilicen las empresas automotrices. Algunos concesionarios han hecho uso de la tecnología para que los usuarios puedan disfrutar en 360° de un recorrido por los automóviles.


2. El número de vendedores digitales ha ido en aumento debido a que los presenciales han perdido sus empleos. La adaptación y la evolución que tengan hacia el comercio digital será de mucha utilidad para las empresas y sus estrategias de venta.


3. La reducción en el tamaño de los concesionarios es uno de los puntos que los especialistas ven hacia un futuro inmediato, ya que esto ahorrará espacio para atender las necesidades de los clientes.


4. Los vehículos multipropósito y los 4x4 se están poniendo de moda, conforme los viajes por carretera van en incremento, conforme la industria aeronáutica ha ido en picada. De igual manera, las empresas han visto por las necesidades de las personas que se basan, hoy en día, en crear autoempleos y la constante movilidad de un lado a otro.



Las empresas, como una de sus estrategias de venta, han puesto al mercado algunos modelos más económicos para este 2021:


1. El Chevrolet Beat, un pequeño modelo, es una de las apuestas más importantes de GM para el mercado mexicano. Su costo va desde los $189,600, en su modelo Beat LS, hasta los $247,800 en la presentación Notchback 2.

2. El Dodge Attitude es un pequeño sedan que va desde los $246,900, en su versión SE Aut, hasta $272,400 en el modelo SXT Aur.

3. Fiat Mobi tiene dos presentaciones: MOBI Like y MOBI Way, con un costo de $219,900 y $223,900, respectivamente.

4. Hyundai Grand i10 es de la marca KIA y también cuenta con dos modelos: el hatcback tiene un costo de $199,400 y el sedán cuesta $223,900.

5. Uno de los vehículos más solicitados en los últimos años es el Nissan March. Con un costo de $166,100 y de $254,100, en sus modelos TM AC y SR TM, respectivamente, se ha popularizado entre la sociedad mexicana.