• Ángel Sánchez

INNOVAR O MORIR: AEROLÍNEAS EN MÉXICO



Ha pasado más de un año desde que el primer caso de Covid-19 fue detectado en Wuhan, China, y las repercusiones económicas no se han detenido desde entonces. El mundo enfrenta una de las crisis económicas más difíciles de la historia, pues la pandemia ha golpeado todos los sectores: desde las empresas más prestigiosas, hasta las medianas y pequeñas empresas, así como los comercios informales.


Las aerolíneas han sido uno de los sectores más afectados a nivel mundial, pues la emergencia sanitaria ha obligado a reducir el tránsito de usuarios, así como a cambiar las estrategias, tanto en aeropuertos como en los aviones, para que los contagios no sigan incrementando.



En México, las principales aerolíneas han reportado que sus números cayeron drásticamente en comparación con otros años, lo cual ha significado un duro golpe en la economía nacional, pues la industria de la aviación contribuye con 43,000 millones de dólares y genera más de un millón de empleos, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas).


Los protocolos de seguridad han cambiado en los aeropuertos, en el abordaje y en el arribo, así como durante el vuelo. La innovación en la digitalización de los procesos -como el check-in- ha funcionado para evitar que existan aglomeraciones, siendo una de las medidas más importantes. Las principales aerolíneas en México adaptaron las siguientes medidas sanitarias:

· Aeroméxico adaptó 23 medidas sanitarias: el intercalado en mostradores de aeropuertos y la entrega de insumos a sus usuarios, como caretas, guantes y cubrebocas, son algunas de estas medidas.

· Por su parte, Volaris implementó 19 medidas de bioseguridad contra el Covid-19: innovación en el escaneado de boletos y del pase de abordar por parte de los pasajeros, así como la limpieza y sanitización industrial desde la cabina, pasando por cada uno de los asientos, hasta el personal.

· Interjet cumple con las medidas sanitarias básicas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. Además, mantiene la limpieza del ambiente y de las superficies de las aeronaves.



Los adeudos dentro del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México incrementaron de 790 millones de pesos a 8,073 millones de pesos. Empresas como Aeroméxico, Volaris, Interjet, VivaAerobus y otras aerolíneas, así como tiendas de conveniencia y comercios, incrementaros sus adeudos con la terminal por el pago de renta y de servicios aeroportuarios, según Forbes México.


Dentro del territorio mexicano, hasta a mediados del año anterior, las pérdidas económicas sumaban 8,680 millones de dólares y sumaban 6,450 millones de dólares en pérdidas al PIB, de acuerdo con el IATA. Este mismo organismo informó que, en todo el mundo, las aerolíneas verían números negativos en sus finanzas, ya que el tráfico de pasajeros disminuyó considerablemente conforme la pandemia iba avanzando:


Para el mes de marzo, el tráfico de pasajeros en el AICM bajó hasta 35.27%; en abril, disminuyó 92.8%; el mes con menor tráfico fue en mayo, pues descendió 93.65%; a partir de junio se fue recuperando el flujo de usuarios, pues fue desde el 86.88%, 77.69%, 69.54%, hasta el 61.47%, en los meses de junio, julio, agosto y septiembre respectivamente. En comparación con el 2019, cuando el AICM recibió más de 37 millones de pasajeros en vuelos nacionales e internacionales, el año anterior no cubrió ni el 50%, atendiendo 15 millones de usuarios, según la SCT.


Interjert, a pesar de la cooperación que ha tenido con el gobierno de México para atender las situaciones derivadas por el Covid-19, es una de las empresas que más resintió el golpe de la pandemia, encontrándose en el punto más crítico de su historia. De 75 flotas en 2018, la empresa se quedó solamente con 7 flotas.


La empresa de aviación fundada por Miguel Alemán Velasco se encuentra al borde de la quiebra puesto que no ha podido solventar los salarios, ni los aguinaldos, de sus trabajadores, lo que ha ocasionado que, en días anteriores, se pusieran en huelga dentro del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México exigiendo sus pagos.


Si bien es cierto que la empresa ha decaído desde hace un año, la pandemia ha puesto en números rojos a Interjet. La reducción del 50% del salario de sus trabajadores se sumó a los vuelos cancelados, el sobrecupo y las devoluciones no realizadas. Además, las inversiones prometidas por Alejandro del Valle no han sido cumplidas, así como el pago a sus trabajadores, protegiéndose en el adeudo millonario de la empresa con el SAT.


Todas estas cuestiones son el conjunto de que Interjet cayera 74.4% con respecto al 2019, pues el año anterior únicamente movilizó a 551,497 pasajeros, según datos de la SCT.


Aeroméxico también ha tenido complicaciones debido a la pandemia, pues las inversiones prometidas para la restructuración no han llegado. Asimismo, según la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), la empresa no ha llegado a ningún acuerdo salarial con los capitanes, teniendo como fecha límite el día 27 de enero. Estas cuestiones se vieron reflejadas en su operación, pues el año pasado cayó un 54% al transportar a 9 millones de pasajeros; mientras que, en 2019, 20 millones de usuarios volaron a través de esta aerolínea.

La investigación de mercado también arrojó los datos de VivaAerobus y de Volaris. La primera fue la línea menos afectada pues su caída no fue tan drástica, al caer 32.42% con respecto al 2019; pasó de 12 millones a 8 millones en el 2020. Por su parte, Volaris tampoco sufrió una caída tan radical al transportar de 14 millones de personas el año anterior, luego de haber trasladado a 21 millones de usuarios en el 2019, representando una caída de 33%.

La disminución de pasajeros de todas las aerolíneas que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México dio como resultado una caída del 94% en el mes de abril del año anterior, lo que denotó una gran pérdida para la economía nacional.


Las aerolíneas han entrado, más que nunca, en competencia y han elaborado estrategias para que los usuarios decidan viajar con ellos. La reducción de costos es la principal carta de las empresas. Según el INEGI, el costo de los boletos fue descendiendo conforme la pandemia avanzó:

La investigación de mercado arrojó que, en el mes de marzo, los costos bajaron 1%; para abril el precio disminuyó un 21%; 5% en mayo; 22% en junio y en julio tuvieron una disminución del 28%. Desde 1970, no se observaban unos costos tan bajos como en el año anterior.



Algunas otras estrategias fueron implementadas por Volaris y VivaAerobus. Por su parte, Volaris liberó 7 millones de boletos hasta con 80% de descuento, mientras que VivaAerobus reafirmo su “Tarifa Zero”, la cual da costos preferenciales.

A nivel global, la deuda de las compañías aéreas incrementó a 550,000 millones al cierre del 2020, un 28% con respecto a enero del 2020 y lo declararon el peor año de la historia de la aviación, informó el ITAI.


A su vez, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo considera que deberán pasar cuatro años para que las aerolíneas de todo el mundo se recuperen económicamente, aunque la pandemia obligó a varias aerolíneas a declararse en quiebra.


Entre las aerolíneas globales que se declararon en bancarrotas están: Avianca, LATAM, TAME, Miami Air, Ravn Air, Compass Airlines, Trans States Airlines, Air Italy, Atlas Global, Flybe, Air Mauritius y Braathens Regional Airlines son solo algunas, siendo Estados Unidos el país más afectado, pues perdieron 35 mil millones de dólares, poniendo fin a 40 años obteniendo ganancias de manera ininterrumpida y teniendo un atraso en su economía nacional.


15 vistas0 comentarios