• Ángel Sánchez

El teletrabajo como tendencia para el 2022


La presencia del teletrabajo era muy poca antes de la llegada de la pandemia por Covid-19, pues solo las personas freelance eran quienes trabajaban por medio de esta modalidad. Sin embargo, con el confinamiento y el distanciamiento obligado, la economía mundial no podía detenerse a pesar de caer en repetidas ocasiones y tras mostrar una recesión, por lo que las empresas y los trabajadores comenzaron a optar por trabajar desde sus hogares.


Conforme el avance de la pandemia significó un menor número de muertes y hospitalizaciones, las empresas, así como las escuelas, decidieron implementar una modalidad híbrida, donde en algunas ocasiones se asistió a las oficinas, pero también se mantuvo el trabajo desde casa, todo dependiendo del número de casos positivos y de hospitalizaciones. De hecho, el 70% de los trabajadores hicieron teletrabajo de tiempo completo a lo largo de estos años, de acuerdo con la investigación de mercado State of Remote Work 2021, desarrollada por Owl Labs y Global Workplace Analytics.


La modalidad del teletrabajo, así como la híbrida, permitieron al usuario mayor facilidad para desempeñar su trabajo, así como el tiempo y la oportunidad de llevar a cabo otras actividades, que no serían posibles solo con las actividades presenciales, por lo que los trabajadores se han sentido a gusto y siendo igual o más productivos, además de evitar el estrés producido por el tiempo de traslado, tránsito y el transporte público, que equivalen a 480 horas al año de acuerdo con el Centro de Investigaciones en Política Pública (IMCO). Ante esto, el 90% de las personas encuestadas aseguró que su productividad es, inclusive, mayor al trabajar desde casa. Por lo anterior, el 84% mostró su preferencia por continuar con el trabajo a distancia, ya que son más felices trabajando así.


Pese a las preferencias de los trabajadores, la firma Forrester, dedicada al análisis, predijo que, en este 2022, un tercio de las empresas que quieran cambiar su modelo de trabajo a una modalidad híbrida fracasarán, debido a que la productividad será menor y los dueños de las empresas replantearán su metodología.


Prueba de ello es que, en España, por ejemplo, de acuerdo con el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, solamente el 8% de los trabajadores seguía trabajando desde casa en el último trimestre del año anterior, frente al 9.4% del segundo trimestre, 11.2% del primer trimestre y 16.2% del segundo trimestre del 2020, en el punto más alto de la pandemia.


A pesar de que los datos anteriores puedan causar cierto grado de incertidumbre, el importante crecimiento de la tecnología para este año, tal y como lo hemos mencionado en los artículos pasados, será un salvavidas del teletrabajo. Basándonos en lo mencionado por Dynabook, las siguientes innovaciones tecnológicas permitirán que el trabajo a distancia e híbrido se mantenga:

  • El crecimiento de la realidad aumentada y de la computación Edge: de aquí a cinco años, el 91% de las empresas utilizarán más y mejores sistemas de cómputo, mientras que el uso de las gafas de realidad aumentada tendrá una importante expansión en el mercado, donde el 63% de las empresas probarían esta tecnología en un lapso de dos años.

  • El auge de la Inteligencia Artificial: por medio de que la IA se haga más accesible, los usuarios podrán tomar más decisiones, de una manera más sencilla, lo que brindará más facilidades al momento de desempeñar el trabajo.

  • Entregas por medio de drones: al mudarnos de tiempo de completo al interior de nuestro hogar, el uso del delivery se convirtió en importante para quienes desempeñan el teletrabajo, por lo que ahora se buscará la manera de que las entregas se realicen también por medio de drones.

  • Aumento en compra de laptops de segunda mano: ante lo indispensable que se convirtieron dispositivos como los smartphones y las laptops, los usuarios echaron mano de distintas opciones al momento de adquirir alguno de estos. Para poder desarrollar las actividades referentes al teletrabajo, algunos han comprado equipos usados, permitiendo una economía estable y evitando gastos excesivos.

  • Aumento en seguridad digital: los empleados que laboren desde casa deberán aumentar la seguridad de sus dispositivos para evitar sufrir daños a sus equipos, así como robos de información y de identidad.

  • Espacios adecuados: tanto para el trabajo, como para las clases a distancia, lo óptimo es crear espacios propios y adecuados para la realización de las actividades, lo que permite que la productividad sea la esperada. Sea a casa o en oficina, este punto es fundamental ya que, por ejemplo, el 78% de los oficinistas mencionan que se sienten más incluidos en una oficina con espacios adecuados de trabajo, según el reporte State of Remote Work 2021.

Para garantizar la productividad, así como la comodidad de los trabajadores al desempeñar sus actividades desde casa, en México se plantea la posibilidad de un modelo 3-2-2, el cual se basa en la posibilidad de asistir tres días a las oficinas, trabajar dos días desde casa y descansar otros dos. Esto implicaría trabajar 40% fuera del lugar de trabajo, en una jornada laboral de cinco días a la semana, respetando el límite establecido por la Ley del Teletrabajo y sin que sean aplicables las nuevas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, manteniendo así una flexibilidad laboral.


De hecho, con base en la investigación de mercado que realizó la firma Talent Solutions de ManpowerGroup y Everest, el modelo 3-2-2 predomina entre los esquemas y las empresas que apuestan por el trabajo híbrido. Pese a la comodidad que brinda el teletrabajo, a lo largo de estos dos años han surgido diversos conflictos en su implementación, que van desde que los jefes y dueños de las empresas deben proveer y pagar los servicios que los empleados utilizan para desarrollar las actividades; hasta el derecho a la desconexión, el cual habla de poder dejar de contestar mensajes, llamadas o correos electrónicos fuera del horario laboral, sin tener que recibir algún regaño de los jefes.


Ante la comodidad que brinda el teletrabajo, nuevamente retomando la información que brinda el reporte de State of Remote Work 2021, el 71% de las personas encuestadas prefiere continuar con una modalidad híbrida, una vez dada por concluida la pandemia, lo que refuerza la idea de implementar un modelo como el 3-2-2, para brindar una flexibilidad laboral y tener empleados más contentos. No importa si trabajas desde tu casa o desde una oficina, pero no puedes perderte nuestros siguientes artículos porque los siguientes temas estarán igual o más interesantes.

2 visualizaciones0 comentarios