• Ángel Sánchez

Oferta bancaria: préstamos bancarios.

Con la actual crisis económica alrededor del mundo, muchas empresas han quebrado, a la vez que bastantes PYMES han tenido que cerrar sus puertas, dejando de crear millones de empleos, afectando así la economía de las familias, quienes han tenido que buscar alternativas, adaptar estrategias y llevar a cabo inversiones para seguir teniendo ingresos económicos.


Aunado a lo anterior, en el año pasado el comercio informal aumentó durante la segunda mitad, en la situación más compleja de la pandemia por Covid-19 en México. Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, por sus siglas), la población ocupada informal en septiembre del 2020 pasó a 28.1 millones, 245 mil más que en agosto del mismo año. A su vez, también en agosto, el crecimiento de los ocupados en el sector informal pasó de 13.6 millones de personas a 13.9 millones para septiembre.


Un gran número de mexicanos decidieron emprender un negocio para poder sobrellevar la crisis económica. Relacionado a esto, muchas personas buscaron un financiamiento por parte de las instituciones bancarias. Según la investigación de mercado realizada por Banxico, uno de cada seis de los bancos con mayor participación, notificaron un aumento en el otorgamiento de créditos. Por su parte, la Asociación de Bancos de México (ABM) reportó el 9 de diciembre un flujo de crédito de la banca de 105 mil millones de pesos de diciembre de 2019 a diciembre del 2020.


En la investigación de mercado, las instituciones bancarias reportaron un incremento de 1.9% de los créditos a las empresas, mientras que el crédito al consumo disminuyó en un 7.2%, lo que reflejó una medida cautelosa por parte de los consumidores para evitar un sobrendeudamiento; otra actitud tomada para no endeudarse fue que las tarjetas de crédito se usaron menos que las tarjetas de débito. Por otra parte, también se menciona que únicamente el 16.8% de las empresas utilizó créditos bancarios durante el último trimestre del 2020.


De igual manera, se tuvo un crecimiento de la cartera vencida de bancos otorgados a los hogares, Según Banxico, en el año anterior, la cartera vencida de los hogares tuvo un incremento de 19.8% con respecto al 2019, teniendo como total 72,529.9 millones de pesos, repartido mediante créditos, préstamos bancarios, tarjetas de crédito, hipotecas, entre otros.


Las tarjetas de crédito, los créditos personales, de nómina y de consumo duradero, representaron un saldo vencido de 39,272 millones de pesos para el mes de diciembre, un aumento de 8.6%. En vivienda, la cartera vencida reflejó un monto de 33,257 millones de pesos para el 2020, un 36.5% más que en el 2019.


Desde el año anterior, los bancos han tenido que llevar a cabo una reestructuración de sus créditos, pues, en palabras de Luis Niño de Rivera, el presidente de la Asociación de Bancos de México, los mexicanos han mostrado un menor interés en obtener un crédito. A pesar de que el crédito a la viviendo haya tenido un aumento de 9.1% en noviembre del 2020, el crédito de nómina y los créditos personales tuvieron una disminución del 3.2% y del 17.5% respectivamente.


Sin embargo, y de acuerdo con las necesidades y posibilidades de cada persona, existen diversas alternativas de crédito:


  • · Tarjetas de crédito: una de las alternativas de crédito más comunes es el uso y adquisición de las tarjetas de crédito. Son útiles para comprar a corto plazo, aún cuando en el momento no cuentas con el dinero, pero sabes que contarás con él en futuro inmediato. Para esta alternativa, hay que tomar en consideración el costo anual total, anualidad, comisiones, promociones y beneficios.

  • · Tarjetas de crédito departamentales: son idénticas a las tarjetas de crédito, pero estas solo pueden ser utilizadas en la tienda departamental donde se te fue otorgada. La utilidad es la misma, así como los criterios a tener en consideración al momento de tramitarla y adquirirla.

  • · Préstamos personales: al momento de que se tramite, no es necesario dar una explicación de su uso, además de que podrás utilizarlo para diferentes cosas. Al momento de solicitarlo, es indispensable que cheques e investigues acerca de la fiabilidad de la institución bancaria, los intereses y los plazos a pagarlo.

  • · Créditos específicos: este tipo de créditos tienen un solo fin, por lo que deberás destinarlo exclusivamente para una cosa y comprobarlo ante el banco. Al igual que en los préstamos personales, deberás poner especial atención en los intereses, los plazos, la institución, así como los fines para los que puedes solicitarlo.

  • · Créditos de nómina: para hacer uso de este crédito, es indispensable recibir un salario mediante una cuenta de nómina del mismo banco, para que la institución bancaria pueda otorgarte el crédito con base en tus ingresos. Este de descuenta directamente de tu cuenta.

  • · Crédito hipotecario: en esta modalidad, se ofrece cierta cantidad de dinero, pero de deja algún bien en forma de garantía. Al momento de su solicitación, hay que considerar que las instituciones bancarias te exigen un porcentaje menor al valor del inmueble.

Según el sitio web Rankia.mx, los mejores créditos personales otorgados para este 2021 son por parte de CitiBanamex, BBVA, Banorte, Santander y de HSBC. CitiBanamex, tiene una tasa de interés anual fija desde 14%, la cual será la misma en cualquier plazo que elijas. El monto máximo de crédito personal es de $750,000, no hay penalización en pagos anticipados, puedes hacer retiros con facilidad y no se requiere aval. Los requisitos son: ser persona física con actividad empresarial, nacionalidad mexicana o extranjero con tarjeta de residencia permanente, teléfono de domicilio o celular, comprobante mensual de mínimo $5,000 de ingresos, ser cliente Banamex y tener entre 21 y 79 años.


El crédito otorgado por BBVA ofrece pagos fijos durante el plazo del crédito, no se requiere aval, se carga automáticamente a la cuenta del beneficiario y el monto va desde $3,000 a $750,000; el plazo va desde 6 a 72 meses y los pagos quincenales o mensuales. Los requisitos son: ser persona física con actividad empresarial, tener una edad de entre 18 a 84 años, tener una cuenta con BBVA, identificación oficial, comprobante de ingresos.


Banorte brinda a sus clientes la posibilidad de obtener un crédito personal de hasta $500,000, con tasas anuales fijas de 22%. No hay penalización en pagos anticipados, recibes un seguro de vida gratuito con la misma vigencia del crédito, sin necesidad de aval. Los requerimientos son: ser una persona física, tener una edad de 18 a 74 años, obtener un sueldo mensual mínimo de $2,000 y recibirlo a través de nómina Banorte, identificación oficial y comprobantes de pagos y de ingresos.


Al solicitar un crédito con Santander, debes tener una edad entre 21 y 70 años, con plazos de 12 hasta 60 meses, puede ser contratado por cualquier persona y contar con un seguro de vida. Los requisitos son: identificación oficial, recibos de pagos, estado de cuenta Santander.


Por último, con HSBC puedes seleccionar un plazo de 6 hasta 60 meses y obtener un crédito de máximo $1,000,000. Los requerimientos son: tener entre 18 hasta 74 años con 11 meses, antigüedad de un año de empleo, antigüedad de un año en el domicilio actual y contar con un buen historial crediticio.


Para conocer qué crédito va más acorde a tus necesidades, es recomendable que elabores un plan financiero. En primera instancia, deberás analizar la realidad de tu negocio y fijar los fondos necesarios; después tendrás que predecir el capital y controlar y verificar tus recursos; por último, deberás adelantarte a los factores externos y determinar un sistema de compensación. Solo así, podrás elegir un crédito que sea redituable y fácil de pagar.